lunes, 21 de septiembre de 2009

Lunes y algunas novedades

Como buen lunes creía que iba a transcurrir como otro lunes tranquilo y aburrido. Pero me he levantado más temprano que de costumbre (eso no significa que haya madrugado, que conste XD) y he hecho lo de siempre, desayunar y hacer alguna tarea de casa. Esta vez ha tocado planchar, algo que no me disgusta especialmente (vamos a reconocerlo soy muuuuy vaga y odio hacer las cosas de casa... menos mal que ha cocinar estoy cogiendole el gustillo... mientras esté sola y tranquila) pero que es mortal para mi espalda. En otra ocasión lo hubiese dejado, pero casi toda la ropa era mía y ya me hacía falta, jeje.
Después, me he puesto un ratito al ordenador y cuando ya no he encontrado nada interesante que leer me he puesto con un libro (Millenium 1, interesante, sí, pero no tanto como lo pintaban). El caso es que cuando estaba leyendo me ha sonado el teléfono ¿sabeis quién era? una chica de la empresa con la que hice la entrevista el otro día, ofreciéndome un puesto. Lo he tenido que rechazar, puesto que serían dos horas de viaje para ir y otras dos para volver.... y no puedo plantearme eso. Ni tampoco ir en coche, por que me pilla atasco por todos lados y sería incluso peor. Me han dicho que me volverán a llamar cuando salga algo cerca de mi casa (ya comenté que tienen un centro cerquita) pero que no saben cuando por que no están haciendo contrataciones en este momento.
Admito que me siento fatal por haber rechazo un trabajo (llevo desde diciembre sin trabajar, no estoy como para ir rechazando) pero es que simplemente es imposible darme tal viaje. Mi límite es una hora de camino que ya es decir. 2 horas....puf.
No se si os acordareis que en principio iba a entrar con mi tía a trabajar en su tienda de ropa el mes que viene. La he llamado y le he explicado todo lo que me han dicho. Me ha dicho que ella piensa que es mejor que me espere a que me llamen, que trabajar en la tienda es muy esclavo y muy sufrido y que sabe que no es para mí. Hemos quedado en que dejamos pasar Octubre por si me llaman y si no encuentro nada siempre me puedo meter en la tienda...
Ahora mi duda es si esperar a que me llamen o ir mirando más sitios mientras. Yo dije que tenía disponibilidad inmediata y bueno, dentro de lo que cabe que ser teleoperadora no es el sueño de mi vida (el trabajo que me gusta lo perdí hace casi un año y me he quedado atrás ya...con lo de la crisis me han jodido pero bien...) pero no es mal trabajo si lo tengo cerca de casa. Jornada intensiva de mañana con un sueldo normalito (que con lo que pagan ultimamente no está mal...yo curraba más horas por mucha menos pasta). Tendría que currar algún finde, pero estando cerca de casa y jornada intensiva no me parece mal (en especial por que libro luego dos día esa semana). En fin....que me estoy planteando mirar alguna ETT, pero me da un poco de miedo que me llamen de esto y no poder ir... por que bien me pueden llamar en unas semanas que en unos meses... y yo ya no cobro el paro.
¿Y sabeis cual es la guinda del día? Imaginaos a Sopita Seca (bueno, ya se que no sabeis como soy, pero imaginaros a un taponcillo de pelo larguísimo y negro) toda feliz preparándose una infusión para tomarse antes de dormir. Llega el momento de echar el azúcar y cuando coge el azucarero descubre que está más tieso que la mojama (eso sí, con la puñetera nuez que tiene su madre metida por que según ella da suerte). Ella con toda su ilusión lo rellena y se echa sus dos cucharaditas y media antes de meter las bolsitas. Al rato cuando Sopita Seca cree que la infusión está preparada, quita la tapita y le da el primer sorbo. Quién habría podido imaginar que la combinación de distintas bolsitas de infusiones sabría... ¡salada! Había confundido el tarro del azúcar con el de la sal...
Pues ya os podeis imaginar, corriendo a escupir el trago que le había dado, tirar la infusión, tirar la sal del azucarero (quedaba algo de azúcar y si se había mezclado no se podía volver a meter en el tarro) fregar el azucarero con su cucharita y con su puñetera nuez, lavar la taza... Pero no os preocupeis, no soy una persona que se rinde fácilmente, he buscado el auténtico tarro de azúcar (que estaba en otro armario de la cocina ¬¬) y me he preparado otra infusión, que esta vez sí, sabía dulcecita y bien. Buojojojojo!!!!
Tenía algunas reflexiones más pero como ya se va haciendo muy tarde y no me quiero acostar a las mil (siempre con la sana intención de levantarme temprano... que nunca cumplo) las voy a dejar para mañana.
Un besazo enooorme!!!

1 comentario:

Marilyn Monroe dijo...

jajajjaja lo de la nuez yo lo odio, mi abuela lo hacia porque mi tio se lo decia y mi madre y yo la tirabamos a la menor oportunidad. yo no se tu pero yo mañana me levantare a las 11 30 minimo jajjaja que llevo 2 dias levantandome a las 8 y se supone que estoy de vacaciones (una para acompañar a un amigo a la facultad y la otra para un casting en el cual no me han cogido porque la prueba del tinte por si da alergia tarda 1 o 2 dias ¬¬)ya os ire contando bssssss