viernes, 7 de mayo de 2010

Esforzarse por ser feliz

Hace tiempo pensaba que la felicidad era algo que te llegaba, como te podía llegar la suerte. Imagino que por eso no me sentía feliz, al igual que no me sentía afortunada.
Pero de un tiempo a esta parte, he llegado a la conclusión de que no hay nada en esta vida que puedas esperar sentado de brazos cruzados. Sinceramente, hace tiempo que dejé de creer en la suerte y en el destino (creo que cada uno elige que camino tomar en la vida). Y desde lo que pasó con Peluchito me di cuenta que si quería ser feliz tendría que esforzarme por serlo. Que algunas veces sería más fácil y otras más complicado, pero que o me esforzaba por ver las cosas desde una perspectiva más positiva o me pasaría la vida llorando.
Y la verdad que podría decir que ahora mismo soy feliz. No una felicidad plena y entusiasta (no nos engañemos, eso creo que solo pasa en las películas)pero si me siento agusto. Es verdad que aunque hay veces que estrangularía a mi/s jefe/s estoy encantada con ellos y con mi trabajo. Es verdad que a pesar de que si estoy más de 15 minutos seguidos con mi hermana acabamos tarifando, se que nos queremos muchísimo (y yo creo que incluso ella me quiere más a mi de lo que yo la quiero a ella)y que daríamos lo que fuera la una por la otra. También es verdad que no siempre estoy de buenas con Peluchito, pero le adoro y no le cambiaría por nadie de este mundo.
Hay veces que las ganas de ser feliz y de reir me bastan para sacar las pocas fuerzas que me quedan del tute que me doy a diario para poder seguir riendo, hacer bromas, sonreir...
Pero hay días que no. Soy de naturaleza negativa, no siempre voy a conseguir mantener la línea rosita, no?Jejeje. Hoy es un día de esos. Tengo una amiga en el hospital a la que van a operar del estómago, un novio haciendo un viaje en coche larguísimo, una tía con cáncer de mama, una madre con una depresión de caballo y un padre medio ausente al que han descubierto unos quistes en el riñón.
Y aunque sé que la operación de mi amiga va a salir perfectamente, que a mi chico no le va a pasar nada con el coche porque es un excelente conductor, que mi tía superará el cáncer por que se lo han detectado a tiempo, que mi madre tarde o temprano volverá a ser feliz y lo de mi padre no es nada grave... me preocupo. No puedo evitarlo, todos son personas a las que quiero mucho... y tengo miedo por ellas.
Quizá dentro de un rato sea capaz de esforzarme por reir, gastar bromas... pero ahora mismo no puedo.
Un beso muy grande!
P.D: Quizá el anterior post con el video no gustó demasiado. Se que la cancioncita (y el título) es un poco animalada, pero hay que tomarselo como es: un video de broma y cachondeo. A mi esq me gusta el humor bestia!

5 comentarios:

Ketamine dijo...

sólo hay que ser.

Santa y Bruja dijo...

Hola!
Pasaba por aquí y al leer tus líneas me ha recordado muchas cosas de mi vida, la verdad.
Yo también soy muy negativa, me pasa exactamente lo mismo con mi hermana y, como todos, he pasado por momentos difíciles.
En los momentos difíciles lo mejor es recordar q los q stan contigo, amigos o familia, están contigo por algo, tanto en lo bueno como en lo malo, y eso es algo q siempre hace sonreir :)

Muchos ánimos!

manteka dijo...

ahhhh ciertamente, la felicidad es mas un modo de ser que de estar

mirá lo que escribí sobre ello

http://blogdemanteka.blogspot.com/2009/12/la-diferencia-entre-ser-feliz-y-saber.html

Intento de princesa dijo...

donde andas?


se te extraña

Aniky dijo...

Sopitaaaaaa!!!!!!!!!!!!!!!!
Donde estas? Qué tal van las cosas? Alguna novedad? Como ves ya estoy en circulacion nuevamente. Espero saber pronto de ti. Besicos